Gabinete Esteban Salas: una inmersión profunda en el patrimonio musical cubano

Por Dagne Reloba, www.cubacontemporanea.com, 15 de agosto de 2013.
concierto-basilica-musica-antiguaPara recuperar, conservar y difundir el patrimonio de Cuba diversas instituciones se aúnan en la Oficina del Historiador de La Habana. La más joven de ellas es el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas. Documentos, partituras, discos, instrumentos musicales, todo lo que contiene información sobre la música y su historia en Cuba e Hispanoamérica, constituyen el centro de las investigaciones de un novel grupo de especialistas que conforman el Gabinete, ubicado en el Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana.

En conversación con su directora, la musicóloga Miriam Escudero, le preguntamos sobre sus proyecciones de trabajo.

“Una es la conservación de obras, la preservación, lo que incluye también la publicación de esas piezas, y ese beneficio es universal, no solo para Cuba, sino para todos los interesados, en cualquier lugar del mundo. Las escuelas de arte, en las que hemos hecho especial énfasis de intercambio, los programas educativos con respecto a la música en Cuba se nutren de esas fuentes primarias que nosotros socializamos. Uno de nuestros pilares, además, es la investigación del patrimonio musical y la difusión“, explica.

Precisamente, hace un poco más de un mes, en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, el público asistió al estreno de la música de dos autores cubanos que vivieron en los siglos XVIII y XIX, y cuya obra era desconocida para la inmensa mayoría. Este resultado es el fruto de varios años de investigación que llevaron al hallazgo de partituras originales de Cayetano Pagueras y Juan París, que reposaban en archivos. Tras desempolvarlas, las especialistas se dedicaron a la búsqueda de más referentes sobre estos autores.

“Como resultado se han publicado en nueve volúmenes de la colección Música Sacra de Cuba, siglo XVIII (con obras de Esteban Salas y Cayetano Pagueras, músicos del siglo XVIII en La Habana y Santiago de Cuba); tres de Patrimonio Musical Cubano (con obras de compositores radicados en Santiago de Cuba en el siglo XIX), y dos CD-DVD de Documentos Sonoros del Patrimonio Musical Cubano, en los que se han reproducido más de 125 facsímiles de obras originales y su correspondiente transcripción, así como interpretaciones históricamente informadas”, apunta Escudero.

Sobre la importancia de trabajar con materiales originales y añejos, Escudero afirmó que “para la construcción de la historia musical se precisa tener como fundamento las fuentes originales que testimonian un quehacer musical cuyas más antiguas evidencias en partituras se remontan en Cuba al siglo XVIII”.

“La música es quizás una de las manifestaciones que más aglutinan a los diferentes grupos poblacionales, pero más allá del consumo, una enseñanza encaminada a resaltar los valores patrimoniales de la música en Cuba contribuiría a una formación integral de individuos capaces de apropiarse de la cultura desde todas sus aristas”, añadió la musicóloga.

El Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas está enfrascado en la labor de recuperar a través de diversos soportes algunas de esas obras musicales.

“Hemos realizado un trabajo de grabación de la obra de Cayetano Pagueras, el músico más antiguo del que se conservan piezas en La Habana, y de Juan París, un compositor de principios del XIX. ¿Por qué estamos enfrascados en esas grabaciones? Porque se trata de una música de más de 200 años que no hemos escuchado”, subraya Escudero.

Agrega que “los estudiantes tienen más posibilidad de conocer el patrimonio del siglo XX que el del XVIII. Por un valor de antigüedad, de exclusividad, porque se inserta dentro de un plan de enseñanza artística donde no existen los materiales para hacer la muestra de ese período histórico, establecemos esa prioridad. Pero lo más antiguo no es necesariamente lo más valioso, de forma general. Es necesaria una visión integral que incluye el valor de la obra en sí misma, independientemente de quién la haya hecho y cuándo”.

El grupo, que tiene su génesis en el CIDMUC, se encuentra ahora, entre otras investigaciones, detrás de las pistas de un himno pagano encontrado entre partituras de música sacra, perteneciente a la Catedral de Santiago de Cuba, que se supone haya sido compuesto a propósito de la guerra entre Francia y España.

Además, entre sus acciones estuvo en el mes de julio la integración al programa Rutas y Andares, que organiza la Oficina del Historiador de La Habana, con el evento Andar por el Patrimonio Musical del siglo XIX: los teatros, en el que participaron 239 personas.

El Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas continúa buscando nuevos elementos que aporten más conocimiento sobre nuestra historia musical porque para sus especialistas si se investiga de manera sistemática existen siempre posibilidades de encontrar.

identidad

CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE MÚSICA SACRA EN CUBA (2-6 de marzo)

 

Como parte de las actividades programadas para la II Semana de Música Sacra de La Habana, del 2 al 6 de marzo próximos la Dra. Miriam Escudero y la MSc. Claudia Fallarero, musicólogas del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, dictarán el ciclo de conferencias «Introducción al estudio de la Música Sacra en Cuba» .

Lugar: Aula Magna del Centro Cultural P. Félix Varela
Horario: 3:00 pm-4:30 pm

Tópicos:
2 de marzo: «Panorama General»
4 de marzo: «Siglo XVIII»
5 de marzo: «Siglo XIX»
6 de marzo: «Pre y Post Concilio en el Siglo XX»

 

Continúa Diplomado en Patrimonio Musical Organístico

colegioDel 2 al 7 de marzo próximo sesionará el cuarto encuentro del Diplomado en Patrimonio Musical Organístico que tiene su sede en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. En esta ocasión, los alumnos participarán en los talleres de interpretación y acompañamiento al órgano, así como en los ciclos de conferencias programadas para la II Semana de Música Sacra. Este Diplomado, cuyo objetivo es fomentar el interés en la localización, estudio y catalogación de órganos y sus repertorios musicales en el país, constituye una de las acciones del proyecto Nuestro patrimonio, nuestro futuro – el fomento de la enseñanza del patrimonio musical como vector de cambio social, subvencionado por la Comisión Europea.